¿Qué hacen las emociones por nosotros?

¿Qué hacen las emociones por nosotros?

Leticia Aguilar

Psicóloga general sanitaria con consulta propia en Marbella y online. Especialista en terapias contextuales

Facebook
Twitter
LinkedIn

A modo resumen: lo que hacen las emociones por nosotros es ayudarnos a sobrevivir mediante el análisis de las circunstancias del ambiente, además de estar alerta a señales internas del cuerpo. Necesitamos las emociones para estar en el mundo y para adaptarnos y encajar en el ambiente en el que vivimos.

Existen muchos mitos acerca de las emociones. Esto provoca que algunas personas puedan tener miedo a sentir emociones algo más desagradables y por tanto, dificultades en la regulación emocional.

No obstante, aquí nos pararemos a hablar sobre la importancia de las emociones y qué hacen las emociones por nosotros. Vamos a dividirlo en tres apartados:

1. Nos motivan y organizan para la acción.

Las emociones nos ayudan a ahorrar tiempo en situaciones importantes. Imagínate por ejemplo que estás paseando por la orilla del mar y de repente ves como el agua de las olas retrocede de forma súbita hasta ver una gran masa de agua hacia ti: ¿Estarías ahí de frente parada viendo si eso es un tsunami o si tiene un potencial de peligrosidad bajo, medio o alto? Otro ejemplo más: imagínate que estás parado/a esperando para cruzar el semáforo y de repente un niño/a que está a tu lado se abalanza a cruzar con los coches pasando a gran velocidad, ¿te pararías a pensar si su padre o su madre le molestará que lo cojas del brazo para prevenirlo del peligro?

El impulso de acción para este tipo de comportamientos está codificado en nuestra biología, y es en lo que anteriormente en la época del Paleolítico nos permitió sobrevivir a los peligros del mundo. Así, las emociones son especialmente importantes cuando no tenemos tiempo para pensar las cosas.

2. Las emociones comunican e influencian a los demás.

Las expresiones faciales, nuestra postura corporal y el tono de voz comunican mucho más rápido que las palabras. Así, las emociones están cableadas con este tipo de lenguaje no verbal. Nos guste o no, esto tiene efectos y comunican a las otras personas nuestro estado emocional.

Las emociones comunican e influyen a los demás y es una cuestión de mera supervivencia. Si nos vamos de nuevo al Paleolítico, el hecho de estar solo aumentaba las probabilidades de morir, igualmente reacciones como el enfado garantizaba que los demás no tocasen nuestras pertenencias, entre la más codiciada el alimento. La envidia garantizaba un estatus para mantener unas condiciones de igualdad y no ser rechazado por el grupo, etc.

3. También nos comunica a nosotros/as mismos/as.

Las emociones también nos dan información importante sobre alguna situación y pueden funcionar como señales de alarma de que algo está ocurriendo. Existen emociones viscerales como la intuición que puede ser una respuesta importante a una situación. Esto será útil siempre que la persona alcance un trabajo en reconocer sus experiencias y verificar los hechos para anclarse a la realidad del momento.

Aunque tenemos que tener en cuenta lo siguiente: a veces tratamos las emociones como si fueran hechos sobre el mundo y, cuanto más fuertes son, con más rigidez seguimos ciertas reglas. Es el ejemplo de mantras como «Si me siento inseguro/a es que soy un incompetente» o «Es el amor de mi vida, por tanto debo de hacer lo imposible para que no me deje».

Si asumimos que estas reglas son ciertas, entonces justificaremos comportamientos que nos hacen más mal que bien. Ten en cuenta que en el gabinete de Psicología Leticia Aguilar puedes iniciar un trabajo terapéutico en regulación emocional, bien en formato presencial en la ciudad de Marbella o en formato online.

 

 

Últimos artículos del blog

Empezar chat
¿Necesitas ayuda?
Hola soy Leticia Aguilar:
¿En qué te puedo ayudar?